¿Sabes cuáles son las habilidades blandas que busca una empresa?



 

Las habilidades o competencias blandas tienen relación con las actitudes, comportamientos y valores del trabajador. Existen las habilidades duras que se refieran a los conocimientos académicos o técnicos que las empresas suelen exigir para cubrir una vacante. Por lo tanto, se puede afirmar que las blandas se adquieren relacionándose con otras personas y las duras estudiando un curso o una carrear. 

Las habilidades blandas son aquellas que se demuestran en la ejecución del trabajo, y no están relacionadas, únicamente, con los conocimientos, sino con la puesta en práctica de una combinación de habilidades sociales, habilidades de comunicación, aptitudes y capacidad de acercamiento con los demás.

Las empresas reconocen que estas habilidades facilitan la interacción con otras personas, generando un ambiente de trabajo más grato y un clima organizacional de entendimiento y cooperación. Además, las habilidades blandas tienen que ver con la puesta en práctica integrada de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos.

Habilidades más requeridas:

  • Aceptación de las críticas: Tener la capacidad de aceptar las críticas, sin tomar actitudes negativas y generando mejoras en base a los puntos débiles, son habilidades muy valoradas por las empresas, ya que es una de las más difíciles de conseguir.



  • Resolución de problemas y orientación a resultados. Capacidad que tenemos para actuar ante un inconveniente, y encontrar una solución rápida y efectiva a los conflictos. Por otra parte, la orientación a resultados es la competencia de poder dar una respuesta a una situación en los plazos requeridos.

  • Actitud positiva


Los trabajadores que tienen la capacidad de manejar favorablemente su actitud en el trabajo, tienen la habilidad de generar un ambiente de trabajo grato y, por ende, una mejor productividad.

  • Trabajo en equipo y comunicación. Permiten que las personas que interactúan se entiendan con el objetivo de coordinar acciones a través de compromisos mutuos. La comunicación efectiva facilita las condiciones para establecer relaciones fluidas y minimizar los posibles conflictos.

  • Adaptación al cambio y resiliencia. Capacidad para asumir los cambios sin alterar el alcance de los objetivos propuestos con antelación. Asimismo, la resiliencia es la capacidad para adaptarse a situaciones adversas y aprovechar esa dificultad para convertirla en una oportunidad.

  • Innovación y toma de decisiones. Consiste en implementar elementos innovadores en el trabajo como hacer actividades diferentes o tener nuevos aprendizajes. Por otro lado, es importante ser capaz de tomar una decisión entre diferentes opciones para resolver situaciones de manera oportuna.

  • Empatía e inteligencia emocional. Consiste en ponernos en el lugar de la otra persona; es decir, saber lo que siente o piensa en un momento determinado. Mientras que la inteligencia emocional es la capacidad de identificar y manejar las emociones propias y ajenas de manera adecuada.


¡Desarrollar habilidades blandas siempre será la mejor opción!

Noticias relacionadas

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor

INSCRÍBETE AQUÍ

Carrión - Icono Whatsapp Carrión - Icono Messenger