Nutricionista del Instituto Carrión da recomendaciones para evitar sentir cansancio después del almuerzo



La licenciada Yovanna Félix Maldonado, docente de Nutrición y Dietética del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, indica que es importante tener una alimentación saludable no solo para prevenir enfermedades, sino también para evitar tener demasiado sueño después del almuerzo.

“Lo que se come influye en cómo uno se siente. Si comemos harinas refinadas, azúcares y grasas saturadas, el proceso de digestión tomará un mayor tiempo de absorción y puede provocar esa sensación de cansancio, porque cuando la comida ingresa al sistema digestivo, la cantidad de sangre en el estómago aumenta y llega menos oxígeno al cerebro, ocasionando que esa falta de oxígeno se manifieste en forma de somnolencia”, explica.

Para evitar sentir menos cansancio después del almuerzo, y tener más energía durante todo el día, la especialista nos da los siguientes consejos:

Realizar caminatas de 15 a 20 minutos: Caminar alrededor de 15 a 20 minutos después de comer ayuda a que el proceso de digestión sea menos pesado y regula el nivel de glucosa en la sangre, mejorando la circulación. Evitar realizar ejercicios después de ingerir alimentos debido a que se puede sufrir mareos.

Comer alimentos con fibra: Consumir verduras y frutas ricos en fibra, como lechuga, papa y brócoli, ayuda a reducir los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, haciendo menos pesada la digestión. Reducir los alimentos con grasa porque suelen digerirse más lentamente causando pesadez.

No saltarse las comidas: No omitir el desayuno, pues brinda una elevación en los niveles de azúcar y evita tener sensación de hambre durante el día. Sentir cansancio después de almorzar no significa dejar de hacerlo, pero eso sí, se debe consumir pequeñas porciones de comidas equilibradas durante el día para mantener los niveles de energía estables.

Consumir mayor aporte de proteína: Una dieta saludable debe contener alimentos proteicos como el huevo, la carne magra y las almendras para ayudar al cuerpo a reparar células y producir células nuevas. Una alimentación basada en proteínas y carbohidratos se digiere con mayor facilidad en comparación a los alimentos que contienen grasas saturadas.

Comer poco y despacio: Cuando se come lentamente, el organismo recibe y procesa los alimentos en mejores condiciones y favorece el proceso digestivo, además, se previenen molestias o malas digestiones. Comer despacio es importante para tener una buena digestión.

Además de ello, Yovanna Félix, quien es licenciada en Nutrición, recomienda que las comidas lleven pollo, frutos secos, cereales integrales, tubérculos y raíces con mayor aporte de fibra, para contar con un rendimiento suficiente durante el día.

Asimismo, sugiere reducir el consumo de café después de comer, pues, aunque podría usarse como estimulante para mantenerse despierto durante la tarde, con ello se compromete el sueño de la noche.

 



La nutricionista Yovanna Félix recomienda consumir frutas y verduras.


La especialista sugiere caminar de 15 a 20 minutos después de comer.


 

Noticias relacionadas

INSCRÍBETE AQUÍ

Carrión - Icono Whatsapp Carrión - Icono Messenger