ENFERMERO Y PSICÓLOGO DEL INSTITUO CARRIÓN BRINDAN ORIENTACIÓN SOBRE LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS

El licenciado Vladimir Cochachi Mendoza, docente del Programa de Estudio de Enfermería Técnica del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, y el psicólogo César Blas Paredes, nos ofrecen información y consejos sobre los trastornos alimentarios, ya que puede causar serios problemas a nuestra salud sino lo detectamos a tiempo, causando, en algunos casos hasta la muerte.

Los trastornos alimentarios son afecciones graves de la salud mental que marcan una conducta alimenticia en el paciente, quien puede comer mucho menos o mucho más de lo necesario. Este desorden impide que el cuerpo pueda tener una nutrición adecuada y puede provocar problemas de salud como enfermedades cardiacas o renales, entre otras, que pueden acabar con su vida.

Al respecto el licenciado en Enfermería Vladimir Cochachi nos da a conocer cuáles son las señales que pueden indicar un trastorno alimenticio.

- Sobrealimentación compulsiva, es decir alimentarse no por hambre sino por ansiedad.

- Dejar de comer o comer en horarios inadecuados.

- Dirigirse al baño inmediatamente después de comer.

- Organizar los alimentos de forma excesiva.

- Ayunar constantemente sin ninguna razón.

- Usar laxantes y medicamentos diuréticos para eliminar líquidos del cuerpo.

- No querer comer en público.

- Realizar ejercicios de forma extrema, hasta llegar al vómito o desmayo.

- Cansancio y somnolencia, desmayos repentinos, desgano, etc.

“Este tipo de trastornos pueden generar anemia, osteoporosis, deshidratación, y en casos más graves, infartos, insuficiencia renal, úlceras gástricas, entre otros. Si tenemos sospechas de que algún familiar o amigo tiene estos problemas debemos estar atentos a su comportamiento y brindarle apoyo para superar esta complicada situación”, manifiesta el licenciado Cochachi.

Por su parte, el psicólogo César Blas refiere que existen factores desencadenantes en este tipo de trastornos y que suelen ser más frecuentes en adolescentes y jóvenes que están desarrollando su autoestima.

“La baja autoestima, la depresión y ansiedad generados por situaciones como el bullying, las bromas constantes por parte de amigos y familiares con respecto al aspecto físico, una mala relación con los padres, entre otros, son los ingredientes perfectos para desarrollar este tipo de trastornos”, indica.

Para evitar este tipo de problemas el licenciado Blas recomienda lo siguiente:

- Cuidar la forma en que nos expresamos respecto a nuestro aspecto físico y el de los demás. Esta manera de expresión tendrá una poderosa influencia sobre nuestros hijos.

- Centrar la atención en la conservación de la salud, quitándole valor al peso.

- Instaurar un estilo de vida activo en casa, considerando actividades físicas acorde a gustos y posibilidades.

- Abordar el mito del cuerpo perfecto. Es importante escuchar a nuestros hijos cuando se refieren a esta falsa perfección para conversar con ellos y orientarlos utilizando palabras acordes a su edad.

- Estar atentos a la mínima muestra de acoso, comentarios despectivos o agresiones verbales o físicas que pueda recibir el menor por parte de amigos.

Los trastornos alimentarios pueden causar serios problemas a nuestra salud sino lo detectamos a tiempo.

La baja autoestima, depresión y ansiedad son algunos de los factores que pueden desencadenar trastornos alimentarios.

Comparte