ENFERMERA DEL INSTITUTO CARRIÓN EXPLICA CÓMO EVITAR UN GOLPE DE CALOR

La licenciada Jocelyn Chávez Farro, docente del Programa de Estudio de Enfermería Técnica del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, nos explica     qué es un golpe de calor y qué podemos hacer para evitar que este trastorno cause daños a nuestra salud, sobre todo en este mes de febrero en que la temperatura se eleva más.

“Un golpe de calor es la elevación brusca de la temperatura corporal y se da especialmente por estar expuestos a altas temperaturas, no necesariamente por contacto directo con el sol. En casa podría presentarse al realizar ejercicios en  ambientes poco ventilados o bajo el sol, mover muebles de mucho peso (esfuerzo excesivo), hidratarnos poco, entre otras situaciones cotidianas”, señala.

La licenciada en Enfermería advierte que un golpe de calor puede generar nauseas, mareos, confusión, agitación, dolor de cabeza, entre otros síntomas. Para prevenir y evitar que este shock térmico pueda tener consecuencias perjudiciales en nuestra salud la especialista nos recomienda lo siguiente:

- Evitar salir o realizar actividad física durante las horas de sol más intenso, es decir entre las 10:00 a.m. y 3:00 p.m.

- Si se realiza ejercicios bajo techo procurar abrir las ventanas y mantener ventilado el ambiente.

- Si salen de casa usar sombrillas, gorros o cualquier objeto que los proteja de la exposición a los rayos directos del sol.

- Utilizar correctamente el bloqueador solar. Es importante leer las indicaciones de uso del protector, porque solo de esa manera se logrará un cuidado adecuado.

- Hay que mantenerse hidratados durante el día, sobre todo aquellos que son muy calurosos.

Jocelyn Chávez también nos explica las diferencias entre agotamiento por calor y golpe de calor. “En el primer caso los síntomas son: piel sudada y pálida, pupilas dilatadas, sin calentura y agotamiento; mientras que en la segunda, la piel es seca, enrojecida y caliente. La persona se puede ver muy confundida y en un estado cerca a la inconciencia”, indica.

La especialista informa que ciertas áreas del cuerpo necesitan mayor protección solar como la cabeza, las orejas, la parte trasera del cuello, la nariz, los ojos y los labios.

Enfermera Jocelyn Chávez recomienda mantenerse hidratados durante el día para evitar las consecuencias de un golpe de calor.

Jocelyn Chávez: “Si salen de casa, usar sombrillas, gorros o cualquier objeto que los proteja de la exposición a los rayos directos del sol”.

Comparte