ENFERMEDADES MÁS COMUNES DEL VERANO

Este verano, además de protegernos contra el virus que causa la COVID-19 debemos estar preparados para prevenir, con acciones simples pero eficaces, contraer enfermedades comunes propios de la estación que pueden afectar severamente nuestra salud y el de nuestra familia.

Al respecto, el director de Investigación y del Centro de Laboratorio Clínico del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, Jorge Samamé Márquez, nos recomienda mantener el cuerpo hidratado y enseñar medidas de prevención a los niños, adultos mayores y personas inmunodeficientes.

Estas medidas son bañarse diariamente, ingerir alimentos frescos en casa, usar bloqueador y cubrirse el rostro con gorros o sombreros para protegerse de los rayos solares.

“Los adultos deben tomar dos litros de agua como mínimo y los niños un litro. Una hidratación continua es fundamental, en especial, cuando las temperaturas son bastante altas”, manifiesta.

Una de las enfermedades más comunes del verano son las infecciones gastrointestinales (diarreas y colitis). Para prevenir, el reconocido epidemiólogo aconseja lavarse siempre las manos antes de comer, y no ingerir alimentos en lugares no adecuados. Asimismo, sugiere lavar y hervir bien los alimentos antes de su consumo.

Para evitar las quemaduras por el sol (erisipela), Samamé Márquez recomienda usar siempre bloqueador con factor de protección solar de mínimo 50. “No olvidar de aplicarlo en el rostro y en las partes descubiertas, así no haya sol. Es fundamental evitar exponerse a actividades fuera de casa durante las horas en las que hace más calor. Además, es importante recordar usar sombreros con protección contra los rayos ultravioleta”, indica.

La otitis es común en esta temporada. “Los baños en la piscina y en el mar pueden dejar restos de agua y producir bacterias en los oídos, provocando dolor y, a veces, supuración de los oídos por lo que hay que ser cuidadosos e impedir que el agua ingrese directamente”, advierte.

Los hongos e infecciones en la piel de los pies son también comunes en el verano. Se contagia principalmente en ambientes húmedos donde la gente camina descalza. Por eso el epidemiólogo del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión sugiere utilizar sandalias en las duchas de las piscinas o del mar y secarse muy bien para disminuir la humedad.

El Mg. Jorge Samamé recomienda mantener el cuerpo hidratado y enseñar medidas de prevención a los niños, adultos mayores y personas inmunodeficientes.

Para evitar las quemaduras por el sol (erisipela) el especialista recomienda usar siempre bloqueador con factor de protección solar de mínimo 50.

Las infecciones gastrointestinales son una de las enfermedades más comunes del verano.

Comparte