EGRESADA DE LA CARRERA DE LABORATORIO CLÍNICO HA REALIZADO MÁS DE MIL QUINIENTAS PRUEBAS DE COVID-19 EN EL INSTITUTO NACIONAL DE SALUD

Ysabel Fernández Silva, egresada de la carrera técnica en Laboratorio Clínico del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, ha realizado más de mil quinientas visitas a domicilio de pacientes con COVID-19 para la toma de muestras de detección del virus (SARS-CoV-2), que causa la enfermedad infecciosa. Refiere que hasta el momento no se ha contagiado gracias a las medidas de seguridad adoptadas y a su fe en Dios.

Ysabel Fernández trabaja, desde el año 1998, en el área de Recepción y Obtención de Muestras (ROM) del Instituto Nacional de Salud. Ella es la técnica que tomó la prueba al primer paciente con COVID-19 en el Perú y que sigue atendiendo el llamado de las personas con síntomas de coronavirus, pese a estar fuera de su horario de trabajo.  

“No se puede parar. Hay gente que necesita que le hagan la prueba urgente y no me puedo negar. Aquí no hay horario de salida, hay necesidades que atender. Felizmente trabajo con un equipo de personas muy colaboradoras que me trasladan de inmediato a los domicilios de los pacientes. Sea lejos o cerca, cuando nos llaman nosotros vamos, no importa la hora que sea”, manifiesta.

Ysabel Fernández egresó del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión en el año 1994, y antes de formar parte del equipo de profesionales del Instituto Nacional de Salud trabajó en el Hospital Regional Cayetano Heredia de Piura, donde atendió a los pacientes con la misma dedicación que hoy lo hace en medio de la pandemia.

“Estamos pasando por una situación muy difícil, es como una guerra, y todos los peruanos tenemos que colaborar para salir adelante, si no, no vamos a vencer la pandemia. Hay que acatar las medidas dictadas por el gobierno, usar mascarilla, lavarnos las manos constantemente, no olvidar el alcohol cuando salimos, y mantener el distanciamiento social para evitar contagiarnos”, recomienda.

Ysabel Fernández es una técnica en Laboratorio Clínico con vocación de servicio. “Yo me entrego a mi trabajo porque me siento útil. Ayudar a las personas me hace muy feliz, para eso estudié una carrera de salud, para ayudar a los demás, para salvar vidas. No importa si estoy o no fuera de mi horario de trabajo, lo único importante es atender oportunamente al paciente, sobre todo en las circunstancias actuales”, sostiene.

A sus 52 años, Ysabel Fernández lo único que le pide a Dios es que la proteja del virus para seguir ayudando a más personas a través del ejercicio de su profesión. “El ánimo que tengo, la esperanza de que vamos a vencer la pandemia es grande. No tengo miedo, solo ganas de servir a los demás”, expresa.

Nuestra egresada Ysabel Fernández trabaja en el área de Recepción y Obtención de Muestras (ROM) del Instituto Nacional de Salud.

Isabel, realizando la prueba de hisopado en el domicilio de una de las pacientes.

 

Ysabel Fernández junto al Dr. Manuel Espinoza, médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud, en el reportaje que les hizo CNN.

Comparte