DOCENTE DE FISIOTERAPIA Y REHABILITACIÓN IMPULSA A ESTUDIANTES DE LA CARRERA A INICIAR EMPRENDIMIENTO PROPIO

Luis Quintanilla Hilarión, tecnólogo médico y docente del Programa de Estudio Técnica en Fisioterapia y Rehabilitación del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, animó a nuestros alumnos a iniciar emprendimientos y generar sus propios ingresos, incluso desde la etapa de estudiantes.

“La rehabilitación es una profesión que nos da un abanico inmenso de posibilidades para emprender. Solo tienen que ser observadores, ver y conocer el medio donde están, saber qué está sucediendo a su alrededor, qué necesidades hay y de qué manera pueden ustedes contribuir a satisfacer esas necesidades en base a los conocimientos que han obtenido”, señala.

Desde su experiencia en el campo de la salud, el tecnólogo médico advierte que a raíz del confinamiento y el uso de la tecnología para el trabajo remoto y los estudios -tanto de niños, adolescentes como adultos- se está generando una serie de traumas físicos que están afectando la salud de las personas y que requieren de urgente atención.

“El estar mucho tiempo frente a la computadora, laptop o celular está ocasionando grandes problemas cervicales, dorsales, lumbares, dolores de columna, dolores de muñeca por el uso del mouse. ¿y qué estamos haciendo para aliviar el dolor de estas personas? Nada. Apuntemos entonces hacia ese mercado, así cubriremos una necesidad y generaremos emprendimiento”, sugiere.  

El licenciado Quintanilla aconseja también ponerle entusiasmo a lo que se va a hacer y buscar el momento oportuno, el espacio y el tiempo. “Lo que tenemos que hacer ahora es buscar al paciente, ofrecer nuestros servicios a casa, ver qué podemos darle de acuerdo a sus necesidades, manteniendo los protocolos de bioseguridad para evitar contagiarnos y contagiar a los demás”, indica.

Otra de las recomendaciones del docente, testigo de varias experiencias exitosas de sus alumnos, es la perseverancia para el logro de los objetivos y la lealtad con el paciente. “La verdad y la ética son primordiales. No engañes al paciente, aplícale el tratamiento que ofreciste y el que realmente necesita, no alargues la sesión por ganar un poco más de dinero. Recuerda que el mejor marketing lo hacen ellos. Que un paciente se sienta agradecido y feliz por su recuperación es lo mejor que nos puede pasar”, afirma. 

 Luis Quintanilla, docente del Programa de Estudio Técnica en Fisioterapia y Rehabilitación.

Especialista advierte que el uso de la tecnología para el trabajo remoto y los estudios está generando una serie de traumas físicos.

“El emprendimiento puede generarse desde la etapa de estudiante”, indica el licenciado Quintanilla.

Comparte