CONSUMO DE FRUTAS Y VERDURAS PARA EVITAR LA DESHIDRATACIÓN RECOMIENDA DOCENTE DE NUTRICIÓN Y DIETÉTICA

Georgina Ríos Estremadoyro, docente del Programa de Estudio Nutrición y Dietética del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, recomendó a la población incluir en su dieta diaria frutas y verduras que contengan un alto porcentaje de líquido, a fin de mantener hidratado el cuerpo y evitar los golpes de calor en esta temporada de verano.

Asimismo, aconsejó beber entre 6 a 8 vasos de agua al día, en el caso de personas sedentarias, y para quienes realizan actividad física sugirió que el número sea mayor, ya que el cuerpo requiere más hidratación por la pérdida de electrolitos y minerales a través del sudor.

“La deshidratación puede causar descompensación, desmayos y mareos; por ello, es importante aumentar en verano la ingesta de líquido y el consumo de frutas que tengan un alto contenido de agua, vitaminas y minerales, porque ayudan a la desintoxicación del cuerpo y a regular nuestra temperatura corporal”, manifestó.

La licenciada en Nutrición informó que existe una gran variedad de alimentos que ayudan a hidratar el cuerpo y que podemos aprovechar para evitar problemas como la resequedad de la piel, la flacidez y el envejecimiento prematuro. “Muchos de ellos, además de líquido, vitaminas y minerales contienen también antioxidantes que fortalecen nuestro sistema inmunológico”, señaló.

Entre estas frutas mencionó a la papaya, que, según indicó, además de mejorar la digestión, va a mantener hidratada la piel por su alto contenido de líquido y de betacaroteno, principal fuente de vitamina A que aumenta la capacidad de nuestro sistema inmunológico para luchar contra el daño externo.

“La sandía es una fruta que aporta el 92 % de agua, contiene vitamina C, vitamina A y minerales y va a hidratar nuestra piel, pero los pacientes diabéticos deben consumirlo con mesura. Tenemos también el tomate, que al igual que la sandía, contienen licopeno, que nos protege de los rayos UV y neutraliza sus daños sobre la piel”, sostuvo.

La nutricionista habló también de la manzana. “Es un alimento excelente que nos ayuda a remover toxinas de la sangre y a oxigenar la piel, por lo tanto retarda la aparición de arrugas. Tenemos también el kiwi, la toronja, la naranja, el coco que va aportar cierta cantidad de grasas, así como vitaminas, minerales y algunas enzimas, que protegerán la piel manteniéndola suave”.

Entre los vegetales, sugirió el consumo de aquellos que tienen hojas verdes porque, según comentó, aportan hierro que es importante para evitar la anemia. En este rubro sugirió incluir en nuestra alimentación al pepinillo, que tiene un 86 % de agua y es una de las verduras más frescas de la estación.

Finalmente, la nutricionista Georgina Ríos recomendó consumir por lo menos tres (3) frutas distintas al día y dos (2) porciones de verduras que pueden combinarse en el almuerzo o la cena. La especialista explicó que no hay un horario adecuado para comer una fruta, pues puede ser en la mañana, tarde o noche porque no pierde su valor nutricional.

La nutricionista Georgina Ríos recomendó el consumo de frutas y verduras para hidratar la piel y evitar el envejecimiento prematuro.

 Los tomates y los pepinos deben ser infaltables en nuestra dieta diaria por su alto contenido de líquido, vitaminas y minerales.

Beber entre 6 a 8 vasos de agua al día en caso de tener una vida sedentaria y para quienes hacen actividad física el número debe ser mayor.

Comparte