CONSEJOS NUTRICIONALES PARA CONCILIAR EL SUEÑO Y AMANECER RENOVADOS

La licenciada Karen Morán Meza, nutricionista del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, nos recomienda consumir lácteos, pavita, pollo, huevo, legumbres, semillas de calabaza y frutos secos en la cena para tener un mejor descanso físico, pues el dormir bien permite el desarrollo del sistema nervioso y la conservación de la energía.

“Existen alimentos que nos ayudan a aumentar nuestro nivel de melatonina (hormona) y serotonina (neurotransmisor), ambas influyen en el ciclo del sueño y se pueden aumentar mediante un aminoácido llamado triptófano. Pequeñas cantidades de este componente pueden mejorar nuestra capacidad para conciliar el sueño y lo podemos encontrar en 300 gramos de pavo o pollo, por ejemplo”, indica.

El triptófano, explica la especialista, es una sustancia importante para mejorar la calidad del sueño y lo podemos encontrar en alimentos, además de los arriba mencionados, en pescados azules, nueces, almendras, avellanas, plátano, palta, avena, semillas de girasol y de ajonjolí, maní y mantequilla de maní, entre otros.

“Si tenemos problemas para dormir, podemos intentar priorizar estos alimentos en nuestras comidas y evaluar si hay una mejora”, señala la licenciada en Nutrición, Karen Morán.

Pero, ¿qué debemos evitar si queremos conciliar el sueño con facilidad? La especialista nos recomienda evitar consumir, antes de dormir, café, gaseosas, bebidas energizantes y chocolates.

“Los alimentos con alta carga de grasas influirán negativamente en nuestro descanso, así como los alimentos pesados, picantes o azucarados. Recordemos que debemos cuidar que el tiempo entre nuestra cena y descanso nocturno no sea menor de tres horas”, señala.

Advierte, que un error recurrente, que puede estar ocasionando un mal descanso por las noches, es tomar siestas muy prolongadas por el día, por ello recomienda un descanso controlado de solo algunos minutos para continuar si es necesario y no realizar ejercicios a altas horas de la noche.

“Realizar ejercicios es saludable y necesario para nuestro organismo. Sin embargo, ahora que muchos estamos trabajando desde casa y nuestros horarios por la cuarentena se han visto alterados, dejamos el ejercicio para la última parte del día. Será mejor planificarnos y realizarlos por las mañanas o por la tarde, porque hacer ejercicio previo al período de descanso puede perjudicar nuestra calidad de sueño”, manifiesta.

Finalmente, Karen Morán, quien es docente del Programa de Estudio Nutrición y Dietética, nos aconseja no irnos a dormir sin haber cenado horas antes, debido a que la sensación de hambre nos puede impedir tener un sueño sano e interrumpir nuestros procesos de descanso naturales.

La licenciada en Nutrición, Karen Morán Meza es docente del Programa de Estudio Nutrición y Dietética.

La Lic. Karen Morán aconseja consumir lácteos, pollo, legumbres, frutos secos, entre otros alimentos, para conciliar mejor el sueño.

La nutricionista del Instituto Carrión recomienda evitar el consumo de café, gaseosas, bebidas energizantes y chocolates, antes de dormir.

Comparte