Las enfermedades laborales modernas y cómo prevenirlas



 

Las largas jornadas laborales pueden generar consecuencias en nuestra salud. No solo nos enfrentamos a enfermedades que nos afectan físicamente, sino también psicológicamente.

Con el pasar de los años, las enfermedades relacionadas a las actividades laborales han ido aumentando debido a las exigencias a las que nos sometemos para cumplir nuestros objetivos en este aspecto.

Dentro de las enfermedades laborales se encuentran aquellas que son producidas por el mismo espacio en el que se trabaja, por ejemplo las enfermedades otológicas son producidas por los niveles nocivos a los que están expuestos las personas que laboran en el área de construcción o neumoconiosis, registrada en los trabajadores dedicados a la minería de carbón.

Sin embargo, en la actualidad, han aparecido otras enfermedades que se podrían denominar “enfermedades modernas” por las circunstancias y los trabajos que existen. Asimismo, muchos de ellos están relacionados con la aparición de nuevas tecnologías.

Debido  a la coyuntura actual, muchos trabajos han tenido que adaptarse y convertirse en teletrabajo o trabajo remoto. Esto ha tenido un gran impacto en las personas y ha generado daños en la salud. Por ejemplo:

  • Síndrome del túnel carpiano, que tiene que ver con el atrofiamiento de los dedos debido al contacto diario con el mouse de la computadora.

  • La adicción a la cafeína, las largas noches de trabajo nos obliga a mantenernos despiertos y nuestra primera arma, es el café. Probablemente, sin darnos cuenta, estamos volviéndonos adictos a la cafeína y esto provoca que vaya aumentando nuestra tensión e incluso está relacionada con problemas cardiacos.

  • Trastornos, depresiones, ansiedad y estrés, la carga de trabajo puede generarnos altos niveles de estrés debido al inadecuado clima de trabajo lo que afecta principalmente al comportamiento de las personas. Además, pueden ocurrir cuando hay un conflicto entre las demandas laborales del empleado y la cantidad de control que un empleado tiene sobre el cumplimiento de estas demandas,

  • Escozor de ojos, provocado por las largas horas expuestas a una pantalla retroiluminada. Suele agudizarse cuando existen limitadas horas de descanso hace que sintamos molestias oculares, escozor e incluso dolor de cabeza.

  • Falta de concentración, esto suele ocurrir con el teletrabajo o trabajo remoto, en el que nos encontramos en un área un poco más cómoda como nuestra casa y focalizar la atención hacia una tarea concreta puede ser más complicado teniendo además las redes sociales a nuestro alcance todo el día.


¿Cómo puedo prevenir estas enfermedades?

Para prevenir estas enfermedades se recomienda establecer un horario personal en el que incluya horarios específicos de trabajo y otro de descansos por cada intervalo. El descanso es muy importante para combatir los niveles de estrés, por ejemplo.

En otros casos, es preferible recurrir a la asistencia de un médico profesional en salud ocupacional, que es el encargado de tratar estas enfermedades.

Atrévete a estudiar y pertenecer al Instituto Carrión.

Esta información llega gracias a la carrera de Salud y Seguridad Ocupacional.

Noticias relacionadas

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor

INSCRÍBETE AQUÍ

Carrión - Icono Whatsapp Carrión - Icono Messenger