Especialista del Instituto Carrión recomendó hacer una evaluación de los lunares en la piel

La doctora Pilar Alvarado, docente del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, recomendó en el espacio digital “Carrión Conecta”, que se transmite por la página de Facebook de nuestra institución educativa, que nos mantengamos alerta ante la aparición de lunares en nuestra piel, que seamos observadores con ellos y que hagamos una evaluación para ver si presentan cambios.

La doctora Alvarado explicó en su exposición qué son los lunares o nevos, los tipos de lunares que existen y cómo podríamos hacer una evaluación de ellos. “El objetivo es realizar una buena exploración de los lunares, de las marcas de nacimiento y luego de los posibles nevos displásicos que se puedan presentar, siguiendo lo que se conoce como la norma del ABCD (asimetría, bordes, color, diámetro)”, manifestó.

Nuestra docente sugirió también estar alerta al proceso de desarrollo de los lunares. “Hay que observar si es que muestran algún cambio, ya sea en la forma o en el color. Si el lunar empieza a crecer y alterar su coloración, y presenta síntomas como picor y enrojecimiento de la zona, entonces hay que acudir al especialista, que en este caso tiene que ser un dermatólogo”, indicó.

Pilar Alvarado precisó que para hacer la evaluación de un lunar es importante, primero, examinar toda nuestra piel, incluyendo el cuero cabelludo, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los genitales, ombligos y espacios interdigitales. Asimismo, sugirió documentar dimensiones y color de todos los lunares evaluados y registrar su localización.

“Los nevos melanocitos son típicamente amarronados, pero pueden ser desde no pigmentados hasta negros. Hay que tener en cuenta los signos y los síntomas, y estar atentos a si presentan prurito, dolor, irritación, sangrado. De ser así, acudir al médico”, reiteró.

Para detectar cualquier anomalía, la especialista recomendó lo siguiente:

– Realizarse un autoexamen en una habitación bien iluminada con espejo de pared. Tener también un espejo de mano, y quitarse la ropa.

– Examinar la zona anterior y posterior del cuerpo frente al espejo. Después, con los brazos levantados mirar ambos costados.

– Flexionar los codos y observar las axilas, antebrazos, brazos, las palmas de las manos y entre los dedos.

– Mirar la parte de adelante y de atrás de las piernas, las plantas de los pies y entre los dedos.

– Con el espejo de mano mirar la nuca y el cuero cabelludo separando el pelo.

– Con el espejo de mano mirar la zona glútea y la genital.

– Consultar al médico cuando aparece una nueva lesión que persiste o si las lesiones previamente conocidas presentan criterios ABCD.

“Los lunares deben ser evaluados por un dermatólogo por lo menos una vez al año y de forma más asidua por aquellas personas con antecedentes familiares de melanoma o que tengan muchas lesiones”, aconsejó la doctora Pilar Alvarado.

En el programa “Carrión Conecta”, Pilar Alvarado expuso sobre los lunares en la piel.

La Dra. Pilar Alvarado explicó el ABCD de los lunares.

Deja un comentario

INSCRÍBETE AQUÍ

Carrión - Icono Whatsapp Carrión - Icono Messenger