¿Cómo resolver una situación de trabajo bajo presión?



 

¿Alguna vez has tenido que trabajar bajo presión y no has sabido cómo resolverlo? Pues hoy te compartimos algunos consejos para saber cómo enfrentar esas situaciones, muchas veces, estresantes.

El tiempo, la productividad, los clientes, los imprevistos; muchos son los factores que hacen que nuestro espacio de labores se convierta, por momentos, en un espacio de batalla en el que tenemos que ponerle frente al estrés. Por ese motivo, a continuación, te presentamos 5 consejos para lidiar con el y lograr trabajar bajo presión.

  1. Mantén la calma


Primero hay que entender que el trabajo “bajo presión” no quiere decir que el clima laboral sea todo el tiempo tenso y no haya una buena convivencia, eso no es lo ideal. De hecho, con una buena planificación en los proyectos a realizarse permitirían que todo el personal pueda trabajar sin ningún imprevisto. Sin embargo, esto último no es la realidad, puesto que siempre surgirán algún contratiempo, quizá con un cliente, con alguna venta o alguna falla con tu computadora, por ejemplo. En este tipo de situaciones, en donde lo inesperado rompe el plan cotidiano, es necesario saber gestionar nuestras emociones y calmar esos nervios que se apoderan de nuestro cuerpo. Un buen consejo es probar mantener la respiración unos cinco segundos y luego exhalar, lentamente. Si te encuentras en casa, incluso podrías gritar, así desahogas esa carga. Previo a iniciar tu día laboral intenta buscar cualquier cosa con la que puedas relajarte, seguro encontrarás tu vía de escape.

  1. Organiza tú tiempo


En la actualidad, mucho se menciona sobre ser personas “multifuncionales”, es decir, personas que puedan y sepan encargarse de muchas tareas que sirva en la producción de una empresa; y sí, es por eso que cada vez buscamos capacitarnos más. Pero que sucede cuando estas nos abruman o incluso, tenemos que hacerlas al mismo tiempo.

En ese caso, es fundamental que organicemos nuestro tiempo antes de iniciar con la jornada del día, priorizando nuestras tareas por orden de urgencia.

  1. Conoce tu límite


Por mucho tiempo se mal interpretó la idea de tener un ‘límite’ en el desempeño de alguna actividad, que superar nuestros propios límites es lo ideal y lo que debemos aspirar. Error. Tenemos que entender que como seres humanos nos cansamos, también sufrimos de frustración o fatiga, y si rebasamos esa línea en el trabajo, el resultado será todo lo contrario al que nos propusimos.

Es importante aprender a decir “no”, pues el desgaste físico y emocional puede acarrear enfermedades y alteraciones considerables para una persona o para todo un equipo. A veces simplemente no se puede.

  1. Practica posibles soluciones sobre situaciones estresantes


Si bien los imprevistos no se pueden prevenir del todo, por eso son ‘imprevistos’. Lo que sí podemos hacer es pensar en situaciones que podrían pasar. Todas las que se nos ocurran son válidas, identificamos esas situaciones problemáticas y buscamos la mejor manera de solucionarlos. Cuantas más situaciones tengas, más soluciones tendrás. Y claro, si las soluciones puedes tenerlas listas con anticipación mucho mejor. Por ejemplo, si me han solicitado llevar uno documentos importantes en mi trabajo, puedo prever teniendo estos archivos en mi correo personal o en un USB, para que, si en caso sucediera algo con ellos los tenga guardados en dos, o hasta en tres lugares distintos.

  1. Disfruta tus descansos


Este es un punto clave. Como lo mencionamos en un punto anterior, a veces nos sobrecargamos y es necesario respirar y tomar un descanso. En la mayoría de trabajo, sobre yodo si es de tiempo completo, tenemos un momento para el almuerzo, usa también este espacio para recargar energías.

Pero cuando hablamos de descansos no solo nos referimos a este, sino también a las actividades, fuera de nuestras labores, que nosotros mismos podemos organizar, como hacer deporte, mirar una película, escuchar música, leer algo. Lo que sea, lo que logre distraernos de esa carga diario que muchas veces sentimos.

¡Estamos seguros que poniendo en prácticas todos estos consejos podrás manejar cualquier tipo de situación que se presente en tu trabajo!

 

Noticias relacionadas

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed eiusmod tempor

INSCRÍBETE AQUÍ

Carrión - Icono Whatsapp Carrión - Icono Messenger