¿Cómo cuidar nuestra piel en temporada de verano? Sigue estas 5 recomendaciones

 



 

Son múltiples los factores que pueden dañar nuestra piel, entre ellos, la inadecuada protección frente a la radiación solar. Precisamente, el verano es una de las temporadas del año en las que debemos redoblar el cuidado y protección para evitar futuros problemas como manchas, elastosis solar e incluso cáncer de piel.

Según explica Pilar Alvarado, especialista en cosmiatría y docente del Instituto Daniel Alcides Carrión, el sol emite diferentes tipos de radiación que pueden desencadenar en nuestra piel eritema, pigmentaciones, elastosis solar, hasta patologías severas como los cánceres cutáneos. Asimismo, otro factor que puede dañar nuestra piel es el mal uso de los productos de higiene.

"Por ejemplo, usar un jabón de tocador con un pH alcalino cambia drásticamente el pH de la piel que es ligeramente ácido. La piel, en consecuencia, puede observarse seca, escamosa y con la capa protectora natural dañada. Recordemos, además, que es vital utilizar protector solar incluso en invierno”, detalla.

La especialista nos brinda 5 recomendaciones puntuales para proteger nuestra piel en esta temporada de verano.

Acudir a un especialista: Es importante acudir a un especialista para el diagnóstico del biotipo y fototipo cutáneo de nuestra piel; de esta forma podremos encontrar los productos de cuidado y limpieza adecuados para nosotros.

Uso de protector solar: Su aplicación está indicada los 365 días del año y para encontrar el ideal debemos tomar en cuenta las características del filtro, la capacidad de penetración cutánea, la resistencia al agua, nuestra sudoración, entre otros factores. Se recomienda aplicar el protector 30 minutos antes de la exposición directa al sol.

Usar sombreros de ala ancha: Especialmente en las horas de mayor radiación solar que van desde las 11 a.m. a 4 p.m. Cabe resaltar que esta práctica no sustituye al protector solar. Además, es recomendable usar lentes con protección UV.

Usar ropa de algodón: El algodón contiene ligninas naturales que actúan como absorbentes de rayos UV. Los poliésteres brillantes, e incluso las sedas satinadas livianas, pueden ser muy protectoras porque reflejan la radiación.

Hidratación: Es recomendable incrementar la hidratación de la piel con la ayuda de cremas que mantengan el nivel hídrico suficiente, al menos 2 veces al día, y tomar agua.

Además, la especialista menciona que, en cierta medida, la pandemia de Covid-19 ha jugado un rol en la salud actual de la piel de las personas: “La pandemia ha tenido también consecuencias para nuestra piel. Por ejemplo, el uso de las mascarillas como medida de bioseguridad es excelente, pero desencadenó problemas de dermatitis y del llamado ‘Maskacné’ en un gran número de personas, sobre todo en el personal de salud, quienes tienen que usar la mascarilla por largas jornadas de trabajo”.

Para finalizar, la especialista del Instituto Carrión indica que es necesario acudir a un profesional de la salud en caso observemos que nuestra piel está cambiando de textura, color, o si presenta lesiones que antes no tenía como lunares dolorosos, lunares con bordes irregulares, manchas, irritaciones, entre otros.

Fuente: Andina

Noticias relacionadas

INSCRÍBETE AQUÍ

Carrión - Icono Whatsapp Carrión - Icono Messenger