DOCENTE DEL INSTITUTO CARRIÓN DA RECOMENDACIONES PARA CUIDAR A UN PACIENTE CON COVID-19 EN CASA

La licenciada en enfermería Ysabel Sosa, docente del Instituto de Educación Superior Daniel Alcides Carrión, nos recomienda seguir el siguiente protocolo de seguridad si tenemos en casa algún miembro de la familia con COVID-19.

1. Aislamiento total: Esta es la primera y más importante medida de seguridad que debemos tomar si algún miembro del hogar fue diagnosticado con COVID-19 y está pasando su etapa de recuperación en casa. La persona infectada con el virus debe tener un ambiente exclusivo para reposar y pasar los días y, de ser posible, debe hacer uso de la habitación más alejada de la casa. Es recomendable, además, que los demás miembros de la familia guarden una distancia entre ellos hasta comprobar que no han contraído el virus también.

2. Selección del cuidador: El encargado de llevarle alimentos y estar pendiente  del miembro de la familia con COVID-19 debe ser una persona que no esté dentro del grupo de riesgo de esta enfermedad y no personas de avanzada edad, con obesidad y con enfermedades preexistentes. Asimismo, el cuidador seleccionado debe guardar distancia del resto de la familia y tomar precauciones como utilizar mascarilla, guantes (de ser sumamente necesario contacto directo con el enfermo), limpiar y desinfectar superficies con las que tuvo contacto y el lavado correcto de manos.

3. Menaje separado: La persona infectada con COVID 19 debe tener su propio menaje en casa. Los platos, cubiertos, tazas, vasos, etc. deben estar diferenciados y separados del resto de utensilios de la familia. Es importante lavar y desinfectar el menaje de toda la familia con especial énfasis en el que utiliza la persona enferma.

4. Baños separados: Lo ideal es que la persona diagnosticada tenga su propio baño, el cual debe ser exclusivamente para su uso, así como los implementos de higiene. Si vivimos en un espacio de un solo baño compartido por varios miembros de la familia, debemos ser totalmente cuidadosos al hacer uso de éste y limpiarlo constantemente, sobretodo, después de ser usado por el paciente.

5. Lavado de ropa: Lo más recomendable es lavar la ropa de la persona enferma por separado. Lo más importante en este contexto es no sacudir la ropa para evitar la proliferación del virus en los ambientes de lavandería o en la zona donde se lavan las prendas de los demás integrantes de la familia.

6. Manejo de desechos: Hay que destinar un cesto de basura para uso exclusivo de la persona enferma. Es importante utilizar guantes desechables para retirar las bolsas de basura y los residuos. Recordemos siempre lavarnos las manos cuidadosamente al terminar.

Comparte