CORONAVIRUS: ¿CÓMO CUIDAR LA ALIMENTACIÓN DE LAS EMBARAZADAS DURANTE LA CUARENTENA?

El periodo de aislamiento obligatorio ha generado un estrés adicional a la familia y un cambio en la rutina de alimentación; sin embargo, las mujeres embarazadas y las que atraviesan por el periodo de la menopausia requieren una especial atención durante la cuarentena por COVID-19.

Por ello, la nutricionista Lina Quin Martínez, docente del Instituto Daniel Alcides Carrión, nos explica que es importante considerar la variable de la edad, debido a las exigencias propias de cada etapa de vida y la relación con la ingesta de nutrientes.

La especialista indica que durante el embarazo los requerimientos de ácido fólico (vitamina B9), cianocobalamina (vitamina b12), hierro, calcio, energía y proteínas aumentan. De igual manera, en la menopausia las mujeres tienen un gran cambio hormonal, lo que las expone fisiológicamente a cambios, como el incremento del riesgo cardiovascular, disminución de masa muscular y masa ósea.

Es por este motivo que las mujeres deben priorizar el consumo de ciertos alimentos en sus diferentes etapas de vida, haciendo hincapié en que es importante mantener una alimentación balanceada y saludable, en conjunto con actividad física.

Existen alimentos que se deben evitar, como la comida chatarra, gaseosas y aquellos que contengan exceso de grasas, porque incrementan el riesgo de obesidad, aumentan la grasa corporal y causan disminución de la masa muscular.

Hay que recordar que ya naturalmente la mujer pierde más masa muscular y esto puede ser un factor que las predispone a otras enfermedades ligadas al síndrome metabólico. En el caso de las gaseosas, no solo son un punto clave en el desarrollo de la obesidad, sino que hay evidencia de que genera disminución de masa ósea, y al llegar a la menopausia se tendría una mayor predisposición a osteoporosis.

La nutricionista recomienda una alimentación variada, con cinco porciones entre frutas y verduras de diversos colores que aseguren el consumo tanto de vitaminas como minerales. Las menestras deben estar presentes en todas las fases del desarrollo humano, pero debemos tener una especial atención en las etapas de la gestación y en la senectud.

Los alimentos ricos en hierro, como la sangrecita, bazo, bofe e hígado deben ser consumidos tres veces por semana durante la etapa del embarazo, así como los que contienen abundante calcio, como lácteos y derivados (queso y yogurt).

Por otro lado se encuentran aquellos que contienen calcio vegetal como el ajonjolí y el brócoli. En la menopausia se pueden incluir alimentos ricos en hormonas vegetales como la soya, la linaza y el aguaje.

Es importante recalcar que la actividad física juega un rol fundamental en la salud ósea, así como en el mantenimiento de la masa muscular. Es por ello que recomienda que se realice de manera diaria y continua.

Comparte